martes, 10 de julio de 2012

Jugando Mixtos

Muy buenas estimados seguidores y plebeyos varios. Vamos con una nueva entrada en nuestro blog, que ya toca.

La verdad es que todas nuestras entradas podéis aprender una nueva lección, y me ha venido a la mente aquella maravillosa serie llamada "Chicho Terremoto", con el apartado "Las lecciones de Bobby". En este espacio salía el perro de Rosita (la vespa del canijo), que se llamaba bobby, para darnos unas explicaciones sobre ciertos aspectos o reglas deportivas.

 
Desde luego, si la peña que está leyendo esto le suena a chino profundo, una de dos, o es que no tuvo infancia y se perdió uno de los mejores dibujos animados de la historia, o es que me estoy haciendo mayor, y eso que todavía no he llegado a los 30 palos.

El caso es que la entrada de hoy, más que una lección, se trata de una recomendación. Pero primero vamos a definir lo que es un mixto.

Tanto en tenis como en pádel, cuando hablamos de un mixto, nos estamos refiriendo a un partido de dobles, donde en cada una de las parejas hay un hombre y una mujer. Si tu amigo es un poco mariquita, no cuenta, así que nos ceñimos a la dupla hombre / mujer. En cualquier otro ambiente, hablamos de un sandwich de jamón y queso. 

Si hablo por mí, os digo que empecé a jugar mixtos no hace mucho, puede que hace cuatro meses, y justamente en ese partido, me di cuenta de que probablemente fue uno de los partidos más divertidos que he jugado nunca. Sí que es importante una cosa, y es que las chicas con las que jugáis, al menos tengan un cierto nivel.

Un partido de estas características es harto atractivo, en el sentido de que los puntos son muy largos. Puede que las chicas (no todas), no tengan la fuerza suficiente para acabar un punto, pero sí que no dejarán de pasar bolas. Y la verdad es que en algunas ocasiones es un no acabar. ¿Por qué? Por lo comentado. Las chicas no basan su juego en la fuerza, sino más bien en la técnica y algo que debemos enseñarnos a nosotros mismos: el otro también falla. Por tanto, su juego consistirá en pasar bolas y más bolas, y muy probablemente, uno harto ya de pelotear, se decida por matar y amigo.....las prisas son malas ==> bola a la mierda (mierda = red = pared).

Una  vez probada esta modalidad de juego, he de decir que considero casi imprescindible probar esta disciplina, y combinarla con tus partidos sólo masculinos o femeninos. Las razones son varias.

  1. Diversión asegurada (Risas incluidas)
  2. Combinación fuerza / técnica. Hay mucha gente que pone como excusa para no jugar un mixto..."es que no sé jugarle a una chica". Pamplinas. Yo he jugado y si puedo sacudir a la bola fuerte la sacudo, pero sí que es cierto que si vas a esmachar y la que tienes delante es la damisela, pues te cortas (si es un tío que le den por el culo). Es aquí donde entra la conbinación fuerza / técnica. La fuerza la puedes reservar para tu contrincante masculino; la técnica para la fémina. De esta manera ejercitas de forma eficiente estas dos formas de jugar al pádel.
  3. Fortificar el compañerismo. Si cuando juegas un masculino crees que tu compañero tiene la suficiente fuerza como para llegar a las bolas, en esta ocasión, con un mixto, tienes que ayudar más y puede que llegar a esas bolas que ellas no pueden, o cubrirla cuando sea menester. Sin duda ese fortalecimiento de la pareja te ayudará a entender hasta donde llega tu compeñero y cuando debes tú actuar.
Mi consejo cuando juegues....pasa muchas bolas, cuantas más mejor. Enpezarás a perder la costumbre de matar el partido a las primeras de cambio. Te aseguro que tu técnica mejorará bastante. Especialmente recomiendo este tipo de partidos cuando atraviesas un bache de juego, ya que contribuye a subir tu autoestima.

Por última os dejo un partido "mixto" un poco más raro. De aquí en adelante empezaréis a ver a estos animalitos bastante más a menudo, y si lo permitís espero que se conviertan en las mascotas de la página.

Nada más señores, nos vemos en próximas (a ver si el vago de Jesús le da por escribir una puta crónica, que desde que escribió la de "cuánto cuesta construir una pista de pádel" y dado el éxito que tuvo, se lo tiene muy subidito, muahahahahahahaha). 




1 comentario:

  1. Hybrid injection molding machines are the most recent improvement in plastic injection molding. Hybrids mix one of the best features of both hydraulic and electric machines. These machines are extra energy-efficient, saving cash on utility payments. They additionally tend to be quieter and produce less vibration, making them best for use in noise-sensitive environments. Many mold designers and producers confronted with polymer injection molding problems, similar to weld traces, flow marks, sink toilets for kids marks, exposed fibers and poor floor transcription of components.

    ResponderEliminar