viernes, 15 de octubre de 2010

Pádel: deporte para viejos

Más de un mes después de dejar a nuestros ¿numerosos? lectores con la incógnita sobre las mediciones del pulsómetro, aquí tenemos las respuestas.

Antes de nada vamos a poner el partido en que se realizaron las mediciones en su correspondiente contexto:
  • Fue un partido Miki-Alberto contra Álvaro-Jesús.
  • Fue un partido de pretemporada, con poco ritmo, sin puntos muy largos.
  • Miki es una persona de una condición física notable. Deportista habitual, sin vicios conocidos. Vamos, que no es un despojo humano (físicamente hablando).
  • Lo más destacable fue el calor.
  • Se jugaron dos horas, pero las medidas se realizaron durante una hora y media aproximadamente, incluyendo el calentamiento y descartando el medio set pachanga del final.
  • El resultado fue de victoria para Miki-Alberto por 8-6/6-2/4-6.
Dicho todo esto, aquí están los datos.
Reposo
85 pulsaciones
Calentamiento
133 pulsaciones
Primer set
1 - 2136
3 - 3149
4 - 5139
6 - 6144
8 - 6136
Segundo set
1 - 2158
4 - 2139
6 - 2130
Tercer set
1 - 2135
3 - 3145
4 - 5133
4 - 6143

Conclusiones que se pueden sacar de todo esto.
  1. Ninguna. El experimento dista mucho de merecer tal nombre.
  2. El partido fue malillo.
  3. Sólo se alcanzan ciertos picos cuando los puntos son largos y exigentes. Si no es así, el pádel tiene muchos tiempos muertos de recuperación.
  4. El partido fue una mierda.
  5. El desgaste depende mucho del rival y las circunstancias.
  6. Todo el que acabe asfixiado tras un set, que se lo mire. Esto no es un Ironman.
  7. ¿Se os ocurre alguna más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario